Como se hace el vidrio




El vidrio es un material transparente, sólido y amorfo que puede ser creado por la naturaleza o de forma artificial por el hombre.
Si bien su fabricación puede parecer difícil de llevar a cabo, lo cierto es que el procedimiento es bastante sencillo.
A continuación te enseñamos cómo se hace el vidrio y qué materiales se necesitan para conseguirlo.

Cómo se hace el vidrio

Para comenzar, consigue arena de cuarzo o de sílice, puesto que es el material principal del vidrio. Luego, añádele cal y carbonato de sodio y mezcla muy bien todos los componentes. También podrás incorporar otras sustancias para que el vidrio sea más resistente, como ácidos, aluminio, magnesio y potasa.

Hacer Vidrio
Para hacer que el vidrio quede brilloso deberás conseguir óxido de plomo y, si quieres darle color, tendrás que utilizar colorantes.
Una vez realizado el paso anterior, toma la mezcla de materiales, colócala en un crisol —recipiente de arcilla resistente al calor— e introdúcela dentro del horno a 1500 ºC. El horno tendrá que ser de gas, y para fabricar vidrios especiales se deberán utilizar calderas o fundidores eléctricos. Ahora, es importante que homogenices la mezcla, revolviendo y añadiéndole sulfato de sodio.

Cómo se le da forma al vidrio

Cuando la mezcla se funde pasa a ser líquida y es, entonces, el momento de darle forma al vidrio.
Los especialistas utilizan sopletes y tubos, máquinas, o bien, optan por un trabajo manual en el que deben utilizar pinzas, martillos y piezas extras que se deseen añadir al vidrio. Asimismo, el vidrio fundido puede ser vertido en un molde hasta que enfríe, tomando la forma del recipiente.

Como se hace el vidrio
Una alternativa es utilizar un tubo hueco o caña. Y, con uno de los extremos del tubo, tomar una pequeña cantidad de vidrio —que ya estará bastante más rígido y moldeable para ese entonces. Luego, se deberá comenzar soplar mientras se gira el tubo constantemente, logrando la forma deseada.

Precauciones: al trabajar el vidrio, ten mucho cuidado de no quemarte y asegúrate de utilizar herramientas y pinzas para moldearlo. Asimismo, recuerda disponer de recipientes resistentes al calor.

Por el 25-11-2012 Categoria: Trabajos

Comparte este artículo...