Como se hace el cafe

El café es una de las bebidas más ingeridas en el mundo a la hora del desayuno, la merienda o después de alguna comida. Si bien aporta una determinada dosis de energía debido a la presencia de cafeína, debe beberse con moderación, ya que ( en exceso) puede ocasionar trastornos tales como insomnio o problemas estomacales.

Si de sabor se trata, existe una gran variedad de formas para realizar un buen café, por lo que a continuación te presentamos algunas de las más típicas. Tener en cuenta que en todos los casos se recomienda que el agua esté a punto de hervir pero sin llegar a dicha instancia.

Tipos / variedades de cafe para hacer

Café de filtro

cafe de filtro

cafe de filtro

Se introducen los granos de café molido en un filtro de papel u otro material, y se hace atravesar el agua por allí de manera que caiga en una taza o una jarra. Se recomienda utilizar unos 40 gramos de café por cada litro de agua y dejar caer el líquido a unos 5 centímetros del recipiente.

Café instantáneo

cafe instantaneo

cafe instantaneo

Colocar dos cucharadas del café y aplicarle la cantidad de azúcar o edulcorante que nos parezca adecuada. Servir el agua lentamente y batir con una cuchara para homogeneizar la mezcla.

Café batido

cafe batido

cafe batido

La preparación es igual a la del café instantáneo, con la pequeña diferencia de que, en un primer momento, debemos colocar sólo unas gotas de agua sobre el café y el azúcar o edulcorante. De esta manera, mezclamos intensamente por un minuto de manera tal de que se forme una suerte de crema con los ingredientes. Posteriormente, servimos lentamente el resto de agua, mientras continuamos batiendo.

Café cortado

cafe cortado

cafe cortado

Se realiza de manera similar a las formas ya detalladas, con la diferencia de que se coloca aproximadamente un cuarto menos de agua, que se ve reemplazado por leche. Podemos calentar un poco más el agua de manera tal de corregirla con la leche fría, o bien calentar paralelamente el producto lácteo y colocarlo luego.

Lágrima

Este caso es en el que menos “participación” tiene el café. Se sirve una taza de leche caliente, y se le adhiere una gotita o “lágrima” de café de manera de que la bebida se tiña a penas de un color más oscuro.

Café con leche

cafe con leche

cafe con leche

Es uno de los preferidos por niños y adolescentes. Sin mayores secretos, se realiza colocando la mitad de la proporción de café y la mitad restante de leche.

Capuccino (italiano)

capuchino

capuchino

Existen varias formas de realizar un capuccino, por lo que elegimos un clásico, el italiano. En esta oportunidad, a la infusión debe agregarse crema, canela y ralladura de chocolate. Es uno de los estilos más cambiantes, donde los ingredientes varían según quién lo prepare o el lugar en el que se ordene.

Mocaccino

cafe mocachino

cafe mocachino

La implementación de este estilo causó una verdadera revolución en el género, ya que combina dos de los sabores más intensos existentes: el café y el chocolate. Por lo general, se utiliza cacao para adherir a la infusión, aunque en algunas regiones aplican jarabe de chocolate. Cabe aclarar que para esta opción, también debe añadirse dos tercios de leche, para estabilizar la mezcla.

Por el 30-04-2013 Categoria: Cocina

Comparte este artículo...